Se jugó un superclásico en La Cisterna

La tragedia que hizo que Colo-Colo y la U jugaran un clásico en La Cisterna en 1989 Por Fabián Valenzuela, panelista del ColoCoLeit y coautor del libro “Datos Albos“.

Inaugurado el 7 de septiembre de 1988, el Estadio Municipal de La Cisterna siempre ha estado en el entredicho para acoger encuentros de alta convocatoria. Siempre relacionado al escaso público y a las pocas comodidades, también ha vivido momentos importantes.

La condición del estadio, construido por obreros de los planes del empleo del gobierno de Pinochet, hizo que una vez inaugurado fuera administrado por el municipio comunal. Este abrió las puertas para préstamos a diversas instituciones, entre ellas a los colegios de la comuna, quienes pactaron la realización de olimpiadas escolares el viernes 21 de abril de 1989.

Esta competencia escolar atrajo a niños y jóvenes de toda la comuna, y ese viernes más de 7.000 personas estaban en sus tribunas. Estos para apoyar a sus compañeros, los alentaban con papel picado y los tradicionales pompones que se usan habitualmente en las alianzas escolares.

Al correr de los minutos sobrevino la tragedia, al parecer una colilla de cigarrillo mal apagada, hizo que rápidamente ardiera el papel que estaba en el piso y se esparciera velozmente por parte de una tribuna entre los pies de los asistentes. Los niños, padres y profesores huían desesperados, los más hábiles se trepaban a las rejas para no ser alcanzados por las llamas, pero algunos no corrieron mejor suerte. 88 niños y 3 profesores resultaron con quemaduras.

El Clásico

La situación de Colo-Colo y Universidad de Chile no era de las mejores. El cuadro albo, venía de reclamar a la Confederación Sudamericana de Fútbol, el virtual arreglo entre los paraguayos en la Copa Libertadores, que había terminado eliminando increíblemente al Cacique. Los azules por su parte aún no se recuperaban del desastre provocado por el descenso a Segunda División de solo unos meses antes.

Tras conocerse la grave situación por la que atravesaban los niños y profesores heridos por el incendio en el Estadio La Cisterna, Colo-Colo y la U, deciden participar de una jornada benéfica para solventar los gastos médicos de los menores, de los cuales 11 aún se mantenían internados.

El día miércoles 26 de abril de 1989 el clásico llega a La Cisterna y 4.802 espectadores son testigos del inédito enfrentamiento. En el preliminar Unión Española y Palestino igualaban 2 a 2. Y en el duelo principal el Cacique vencía 2-0 a los azules con goles de Marcelo Barticciotto y Sergio Díaz.

La jornada finalizó sin contratiempos y afortunadamente sirvió para ayudar en una noble causa, en lo que se transformaría en el único Superclásico jugado en La Cisterna.

LaCisterna0

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s