El fútbol le gana a la violencia

el

GUGAOLIVEROEl 9 de diciembre, Gustavo Olivero, igual que millones de chilenos, celebraban por las calles un nuevo título de Colo-Colo. Iba en auto con sus hijos enarbolando la bandera del campeón, cuando se cruzó en su camino un bus con más de 100 hinchas de la Universidad de Chile que venían del Estadio Nacional. Se bajaron más de 30 delincuentes y lo golpearon casi hasta la muerte. Gracias a la ayuda de otros hinchas azules, pudo mantenerse con vida. Estuvo 7 días en coma y hoy muestra una asombrosa recuperación, que incluye un deseo gigante de volver al estadio y de transmitirle a su hijo que el fútbol puede más y que la violencia y el miedo no pueden vencer.

En el late de los colocolinos tuvimos la suerte de conversar con él: (play desde el minuto 40:43 en adelente)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s